Hablemos de composición | Nano Perea ,

Hay miles de libros sobre Composición fotográfica y no tengo dudas que muchos son geniales, muy recomendables, pero veo que muchas personas toman eso como palabra santa, como si fuera lo único que importa. O acaso nunca vieron una publicación en Facebook pidiendo “críticas constructivas” y las respuestas automáticas son “te recomiendo leer sobre la regla de los tercios”, “ conoces los puntos áureos?”, “prestale atención a la ley de la mirada”. Y no estoy diciendo que nada de eso sirva, pero quien preguntó alguna vez “que sentiste cuando hiciste esa foto?”. Porque con ese criterio alineamos 3 manzanas, cumplimos con la Ley del Impar y si metemos una en un punto áureo, sería un fotón… pero casi seguro que no lo es… entonces me pregunto, “que pesa más? El componer o el transmitir?”.

Para mí, sin dudas, el TRANSMITIR, el MOSTRAR(SE) y ni hablar si se le agrega algo compositivo.

La definición por libro de “Composición” es el ordenar los elementos dentro de un encuadre para crear una fotografía armoniosa… definición perfecta… pero quien dijo que yo quiero transmitir algo armonioso? y si justamente quiero transmitir lo contrario?. Creo que una fotografía armoniosa, se mira, se aprecia, se puede llegar a decir “que buena foto” y se pasa… pero por el contrario si una fotografía no es “tan” armoniosa, se mira, se aprecia, pero hay algo que molesta, hay algo que jode, que llama la atención y se está más tiempo mirándola. Eso está en cada uno, depende lo que queramos lograr en el otro.

Cuando me compré la primera reflex digital, una Nikon D3100, disparaba para todos lados y esta genial hacerlo, para mi es parte del aprendizaje… hoy con suerte saco una foto por mes… por qué?. Porque hoy en día prefiero no preguntarme “cuantas fotos saque este mes? cuantas subí a Facebook o Instagram? la ultima foto superó en me gusta a la anterior?”… sino “la ultima foto que saqué, me estremeció? fue tal cual me la imaginé? estoy mostrando en una imagen lo que no me sale decir en una puta palabra?”… les juro que cambio 20 comentarios como “Buenísima… me encanta… que colores!… sos un genio!”, por un simple “se me hizo un nudo en la garganta, me quebré” y debe ser porque es lo mismo que siento yo cuando saco una foto. Y ojo que no estoy diciendo que algo este bien y lo otro mal, solamente es como lo toma cada uno…

Escrita por: Nano Perea
Fotógrafo argentino. Puedes seguir su trabajo en instagram.com/nano.perea