Fotógrafa apasionada por la vida y por guardar cada instante de ella.  Creo plenamente que las fotos deben tener “alma, corazón y vida”… y eso es lo que trato de plasmar en cada una de ellas. Soy peruana, pero vivo en Bolivia hace varios años. Esta pasión en mi vida comenzó hace muchos años atrás cuando estudiaba en la universidad y llevé un curso de fotografía (en ese entonces con cámara análoga). Me enamoré tanto que luego estudié la carrera de fotografía e hice varios cursos en distintos países.

Siempre supe que el retrato era lo que movía las agujas de mi corazón. Congelar esas miradas que me conectan al alma fue lo que realmente me hizo amar la fotografía. Ahora estoy aquí, soñando y pintando. Tengo 3 hijos maravillosos que son mi principal fuente de inspiración y que siempre me acompañan a todas mis locuras.  Gracias a ellos puedo estar siempre con mi cámara al pie del gatillo. Me encanta enseñar porque siento que de esa forma el tiempo se detiene y que no hay nada más lindo que poder compartir lo que uno sabe.