Soy una fotógrafa italiana que vive en Milano y me parece maravilloso fotografías el amor, los niños y los ojos de las personas. Desde qué era pequeña siempre me han encantado las historias que comienzan con “érase una vez” y terminan con “vivieron felices para siempre“. De niña soñaba con ser artista, pintora, escritora. Quería escribir cuentos de hadas y ilustrarlos con los dibujos más imaginativos. Lamentablemente, sin embargo, no soy buena ni con las palabras ni con los pinceles, pero ahora que soy  fotógrafa, trato de contar historias con fotografías que sean llenas de magia. Así es, porque no quiero realismo, yo quiero magia.